Insomnio

No se si es con la edad, las preocupaciones, el estrés, o amen por que, pero de repente tengo mis lapsos de insomnio….. ¿Qué hacen ustedes cuando no pueden dormir?

En mi caso, veo series, me pongo a comer, también a imaginar que haría si me gano el sorteo del Cetys, de hecho ese es lo que hago con mayor frecuencia, empiezo a imaginar como se vería la casa con unos arreglos, como me vería yo con unos arreglos, me imagino en como planearia un viaje con mi Esposo y mis hijos, y aparte otro viaje solo con mi esposo, luego empiezo a pensar en que ropa me llevaria, de ahi cambio el destino como tres veces, para cuando estoy reorganizando el viaje estoy tan agotada y dormida por supuesto, que al dia siguiente quiero volver a planear todo, ya que tengo mas ideas.

¿Será solo cosa de mujeres esto de tener mil planes, pensamientos, preocupaciones, que no nos dejan seguir adelante? ¿Que no nos dejan disfrutar el ahora? ¿O será de gente medio aprehensiva como yo?

Bueno, pues parece que encontré otra cosa que hacer cuando no puedo dormir……. estar escribiendo como loca sin sentido, tratando de explicar todas las incoherencias que cruzan mi cabeza, todo por tal de mantenerme alejada de la alacena, y de la bolsa de churritos que me esta haciendo ojitos desde hace una hora. Así que, tengan paciencia, espero que la próxima semana mis neuronas estén mejor conectadas.

Pues los dejo, que disfruten su fin de semana largo, esten en familia, coman rico, duerman por favor!!!

Yo por el momento, seguire sin poder pegar el ojo, asi que  planeare el festejo de cumpleaños de mi hijo mayor, que es lo que yo creo que me tiene angustiada……….y como las penas con pan son menos pues vamos por ese pastelito que esta tan solito en el refri……

P.D.   Para los que son muy observadores y se preguntan, ¿Qué raro, En este blog no menciona ningún programa de tv? Pues es su oprtunidad para recomendarme series y discutir al respecto…… See you !!! 

 

Ausencia

Después de 4 meses regreso al blog. Les cuento que uno de mis pasatiempos favoritos es el de ver series, y durante este tiempo fuera del aire vi tantas…., unas por primera vez y otras por el gusto de repetirla “N” cantidad de veces.

Hoy les hablaré de “The Good Wife”…. que van ya como 3 veces que la veo completa, tiene tantos puntos que comentar, desde lo difícil que debe ser volver al mundo laboral después de 13 años, enfrentar una penosa situación marital públicamente, lidiar con una Suegra algo difícil, mas adelante tomar la decisión de formar algo propio con todo el riesgo que implica.

Hace unos días, mi hijo me dijo: ¿Estas viendo ese programa de Abogados? ¿Los que dicen por todo “objeción?, Yo quiero ser Abogado para decir OBJECION. Después de reírme un rato, le explique que aquí en México no es igual, pero me gustó su decisión, claro que no quito el dedo del renglón en que sea Chef, si no es el, su hermano será..

Esta serie me ha dejado diálogos y escenas, que me llegaron muy fuerte, y a las cuales recurro cuando necesito aprender a ser fuerte. Por ejemplo, a marcar limites con tu familia,como debemos identificar a personas manipuladoras y como lidiar con ellos (Chequen el personaje que interpreta Michael J. Fox), la forma de responder en un juicio, SOLO CONTESTA LO QUE TE PREGUNTAN, eso me cuesta taaaaanto trabajo, siempre ando dando explicaciones de mas. Mi esposo dice que soy como el personaje Elsbeth Tascioni, todo el tiempo divagando, distraída, hablando mucho, pero divertida, me da mucha ternura que me vea asi……. creo jajaja

¿Y ustedes, qué opinan de esta serie?

Retos Culinarios

Si, lo acepto, soy mala para cocinar. En verdad hago un esfuerzo para ir agregando platillos a mi lista llamada “Se lo comen y sobreviven”.
Cada que logro cocinar algo nuevo, y queda aceptable, literal brinco de felicidad.
Siempre bromeo con mis amigas que se la estoy poniendo muy fácil a mis futuras nueras, ya que el standard estará bajo.
Pero, soy buenisima para comer, probar, platillos nuevos, y tengo el placer culposo de ver los Reality Shows de cocina, tipo: Hell’s Kitchen, Top Chef, y uno de mis favoritos Junior Máster Chef.
Muero de la vergüenza cuando veo a esos niños de 10 años aproximadamente, cocinar como profesionales y a mi se me quema el agua. Lo admito, en secreto anhelo que uno de mis hijos quiera ser Chef, para poder probar de todo y que tengan la paciencia de enseñarme.
Llevo un año, en el reto de tratar de cocinar mas, perderle el miedo, ser como esos niños…como en todo hay días buenos, y otros en los que mi perro los llama días de fiesta Jajajaja.
Es parte de conocerme, aceptarme con mis defectos, limitaciones y también virtudes.
Así que, espero que disfruten su fin de semana, yo mientras seguiré aprendiendo, viendo mis series, y si todo sale mal…..pues a volver a empezar o buscar el número de las pizzas 😙

Candy o Annie

Crecí en los 80’s, y yo creo que no hay mujer de mi generación que no haya sufrido y llorado junto con Candy. Todas estábamos perdidamente enamoradas de Anthony, Terry Grandchester, o de los dos.

Hace unos días, recordando esta caricatura, mas bien Novela Dramática, porque en verdad como lloré, jajaja, llegué a la conclusión en que en la vida hay dos tipos de personas, Candy o Annie. Me explico, en esta historia estas niñas vivían en un orfanato, llamada El Hogar de Pony, donde esperaban a ser adoptadas.

Candy, era simpática, linda, alegre, se ganaba muy fácil a la gente, en cambio Annie era mas tímida y reservada. Una familia se interesa en Candy, sin embargo, adoptan a Annie, por que Candy se habia negado a ser adoptada para no separarse de su amiga, pero Annie si acepta irse con la familia Britter.

A lo largo de la historia, a Candy le pasa de todo, y a Annie solo ponía su cara triste, y Candy cedía para no verla sufrir.

A final de cuentas, Annie tuvo un novio que la quería, guapo, su familia la quería, y no movió un dedo para conseguirlo y ademas cero sufrimiento, todo se le fue dando.

Sin embargo Candy, parecía que le hacía falta una buena limpia. Todo estaba en su contra, pero nada debilitaba a esa rubia pecosa, que trataba de poner la mejor cara ante la adversidad.

Me daba tanto coraje, porque sentía que era injusto el sufrimiento de Candy, pero la vida es asi, y la lección que aprendí, fue que es muy difícil correr con la suerte de Annie, todas somos Candy, todas nos tenemos que enfrentar a problemas, personas difíciles, desilusiones, y tenemos que aprender a lidiar con todo eso, y con una buena actitiud, tal vez al final de todas esas situaciones a la que no les vemos solución, nos está esperando Albert para al fin ser felices….

Todo pasa, y todo nos ayuda a ser mas fuertes y a valorar el camino que nos ha llevado ser quien somos, ya sea Candy o una suertuda Annie.

¿De qué hablo?

No es muy alentador querer empezar un blog, y no tener idea de que escribir. El problema es que se me ocurren varias mini ideas y se que todas en algún momento dado ya se han tratado.

Hay blogs de mamás e hijos, de moda, de programas de tv, y aunque todo eso me llama la atención, no me considero una experta en la materia.

Así que, están advertidos, daré mi opinión muchas veces (sino es que siempre) sin un fundamento científico o profesional, pero muy sincero.

Por ejemplo, hoy les escribiré de la preocupación y la angustia…. Yo vivo en un estado permanente de alerta, y según yo, así he sido siempre.

Cuando tengo algún pendiente, lo tengo día y noche en la cabeza, cuando se soluciona, disfruto 7 minutos que se terminó ese problema, y acto seguido sube de categoría el siguiente.

Es el cuento de nunca acabar, y lo peor del caso, que admito que en muchas ocasiones no soy de las personas que se “ocupa” de los problemas, sino simplemente los tengo ahí como accesorios de mi cerebro…

Por ahí dicen, si tiene solución para que te preocupas, y si no tiene solución, para que te preocupas. Esto es cierto, pero llevarlo a la práctica, al menos para mi es todo un reto. Siento que esta actitud es de personas fatalistas, y lo confieso, soy una de ellas. No se si vieron la película de “Sex in the City” cuando Charlotte le platica a Carrie que no ha querido ir a correr, a pesar que disfrutaba mucho hacerlo, por miedo a que algo le pasara, ya que estaba embarazada y le había costado mucho trabajo concebir. Cuando vi esa escena en el cine, me sentí plenamente identificada, pensé: “Esa soy yo”.

En el momento en que bajo la guardia, respiro y sonrío, y justo ahí es cuando entra ese miedo….y pienso que esta paz, esta tranquilidad no puede ser verdad, no tarda en llegar la bronca. ¿Se identifican? O soy la única loca que esto le pasa….

Pues ahora trataré mi ansiedad y miedos escribiendo…esperemos que funcione la terapia.